05 abril 2018



La Rizipiscicultura , integración del cultivo de peces en los campos de arroz,  una estrategia de manejo de sistemas sostenibles”

El SENA lidera programas que buscan fomentar la cultura del emprendimiento, identificar oportunidades e ideas de negocios, orientar hacia a los innovadores con las fuentes de financiación existentes en el mercado y generar valor diferencial, para generar microempresas.
El Sistema de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Investigación (SENNOVA) tiene el propósito de fortalecer los estándares de calidad y pertinencia, en las áreas de investigación, desarrollo tecnológico e innovación, de la formación profesional impartida en la Entidad.
A través de esta estrategia, la Institución reúne las diferentes líneas, programas y proyectos se encuentra investigación aplicada, aprobando para el 2018 el  Proyecto: Utilidad del cultivo de peces en los Campos de Arroz ( Rizipiscicultura )  este se ejecutará en el Centro Agropecuario y de Biotecnología el Porvenir – SENA Regional Córdoba. Con este proyecto se buscará incrementar la capacidad de producir alimentos de las comunidades, con el objetivo de reducir su inseguridad alimentaria. La estrategia de difusión y promoción se desarrollara con  talleres dirigidos a las comunidades de los distritos de riego de la Doctrina ubicado en los municipios de San Bernardo del Viento y Lorica, y el  distrito de riego Mocarí ubicado en los municipios de Montería y Cereté.





La Rizipiscicultura

El cultivo de peces en los campos de arroz se introdujo en el sudeste asiático desde la India hace unos 1500 años, donde actualmente es el mejor desarrollado (Tamura, 1961; Coche, 1967; Huet, 1967; Vincke, 1979). Alrededor de 1900 este tipo de cultivo de peces se inició en Madagascar. Hacia el final del siglo XIX, la cultura del pescado en los arrozales se practicaba en Italia. Desde entonces se ha extendido a los Estados Unidos (Arkansas). El cultivo de arroz y pez está bien establecido en otros países productores de arroz (arroz), especialmente en Taiwán y Japón

El interés en la producción conjunta de arroz y pescado había disminuido en los últimos años debido al uso de pesticidas tóxicos para peces, necesarios para proteger las variedades de alto rendimiento del arroz introducido como parte de la revolución verde en Asia. Ahora, se están desarrollando nuevas variedades de cepas de arroz con resistencia endogámica a los insectos y las enfermedades transmitidas por insectos que disminuyen la necesidad de protección contra los pesticidas o el cultivo de arroz.


No obstante, la comunidad mundial debe afrontar grandes desafíos para proporcionar una seguridad alimentaria y nutricional adecuada a una población humana cada vez mayor, que se prevé que supere los 9.700 millones en 2050.
Se estima que para el año 2025 el mundo requerirá 400 millones de Toneladas adicionales de arroz para suplir la demanda. Por ende se asume que el alza en la demanda de agua en los casos donde se incremente el área del cultivo de inundación será un problema de primera necesidad de resolver.
En Colombia no es la excepción, el consumo per cápita para el año 2006 fue de 39 kg (Fedearroz, 2011). Esto Aunado con los altos costos de plaguicidas y fertilizantes sintéticos; en mayor medida los herbicidas; pero también otros aspectos como el uso deficiente del agua, ya sea por mal manejo en la manteniendo la calidad y la sostenibilidad del sistema productivo de arroz a través del tiempo. En 2014, la producción acuícola se situaba en aproximadamente los 74 millones de toneladas y se presuponía que toda era para uso alimentaria.
También dentro de las políticas nacionales del  gobierno debe abordar la seguridad alimentaría del país, en donde el hambre y la malnutrición son los problemas más devastadores y están indisolublemente vinculados a la pobreza. Por otra parte, la acuicultura brindan muchos servicios ecosistémicos importantes. Sin embargo, estos servicios rara vez se valoran lo suficiente y se suelen subestimar sus contribuciones. De acuerdo informes de Departamento de Prosperidad Social DPS mas del 60.2% de la población del departamento de Córdoba pasa hambre por encima del promedio nacional, de manera contradictoria donde se poseen tierras fértiles , ganadera y agrícola.

En la actualidad, los sistemas de producción deben estar planificados en base a una estrategia de manejo de los recursos para lograr una producción económica y sostenible, aparte de eso que preserve del medio ambiente y garantice la alta calidad del medio ambiente. Por ello promover la producción integrada de los campos de arroz y peces (piscicultura) también conocido como Rizipiscicultura; en donde se realiza el doble uso de los recursos hídricos agrícolas y el consumo de organismos acuáticos, generando una mayor disponibilidad de proteínas saludables con la producción de peces.




Alcance para la cultivo del pescado en los campos de arroz

El cultivo de peces en los campos de arroz ofrece uno de los mejores medios para "la producción contemporánea de cereales y proteínas animales en el mismo pedazo de tierra" (Schuster, 1955) y es uno de los métodos más ideales de uso de la tierra. La cultura del arroz con cáscara o la rizipiscicultura es, por así decirlo, la producción de alimentos nutricionalmente equilibrados en la fuente misma.
Como ya se ha señalado, la producción de pescado y arroz existe en algún nivel juntos, casi en todas partes donde se cultiva arroz. En cualquier proyección de producción acuícola, una gran extensión del área potencial para la acuicultura a menudo incluida es el área disponible en los arrozales . Se ha estimado que alrededor de 80 millones de hectáreas de tierra están bajo cultivo de arroz en el mundo.
Es posible aumentar el rendimiento de los arrozales, pero la introducción de tecnologías modernas de producción de arroz, al usar grandes cantidades de productos químicos como fertilizantes y pesticidas, como se hace actualmente, hace casi imposible la producción contemporánea de arroz y pescado del mismo campo. Es un reto la utilización de tecnologías sostenibles y amigables con el medio ambiente. 
La integración y la complementariedad entre el arroz y el pescado permiten optimizar los recursos (tierra, agua en los arrozales existentes) y las instalaciones disponibles, para aumentar la producción de arroz en un 10% a 30% y para producir proteínas de pescado. con un rendimiento promedio de 205 kg / hectárea sin ejercer presión adicional sobre el medio ambiente.

Además los sistemas de peces y arroz pueden mejorar la fertilización del suelo a través del excremento de los peces (lo que permite una reducción en el uso de fertilizantes en comparación con el arroz convencional). 

También se reduce en gran medida el uso de pesticidas: los peces comen insectos y moluscos acuáticos que  están en los campos de arroz y se alimentan de brotes de arroz jóvenes. Ya no es necesario protegerlos con insecticidas. Dejar el campo de arroz en agua también reduce el crecimiento de malezas y, por lo tanto, el uso de herbicidas.



Ventajas de la Rizipiscicultura

*      Aumento de la fertilización orgánica por excrementos de peces y restos de alimento artificial.
*      Mejor macollaje de las plántulas de arroz debido a la actividad de los peces.
*      Reducción en el número de insectos dañinos, como los barrenadores del tallo del arroz, cuyas larvas son comidas por los peces.
*      Reducción en la población de ratas debido al aumento en el nivel del agua.
*      Aumento de la mineralización de la materia orgánica y aumento de la aireación del suelo como resultado del encharcamiento del lodo por los comederos bentónicos.
*      Control de algas y malezas  que compiten con arroz por luz y nutrientes.

Por: Diana Luna Galaraga.
       Instructora Investigadora del área acuícola del Centro Agropecuario y de       Biotecnología El Porvenir.

¡Reciclar no es una obligación, es tu responsabilidad! Cuida la naturaleza.